inmobiliaria online

Proptech: la digitalización del sector inmobiliario

Las distintas disciplinas comprendidas dentro del ámbito de los negocios han ido evolucionando de la mano con las nuevas tecnologías. El sector inmobiliario no escapa de esto y cada vez busca mejores formas de impulsar las oportunidades de negocio y optimizar los procesos que ello implica, todo en aumento del beneficio de sus usuarios.

Es cada vez más común, ver a la tecnología funcionar de la mano con el mundo de los negocios, y la digitalización del sector inmobiliario da fe de eso, ya que cada vez son más los servicios que buscan mutar a plataformas digitales.

Movimiento Proptech

Hablar de la digitalización del sector inmobiliario es hablar de innovación, lo cual se refleja en muchos procesos del sector. Mediante la fusión de los servicios inmobiliarios con la tecnología, se ha abierto un amplio abanico de oportunidades y soluciones que han dado paso a la optimización de los procesos internos y externos de las empresas.

Asimismo, las plataformas digitales ofrecen una nueva perspectiva, tanto para los usuarios como para los empresarios, acerca de los procesos de compra y venta, y el desarrollo de nuevos negocios y proyectos, como es el caso de Cristina Callaghan, una empresa de servicios inmobiliarios que ofrece facilidades a sus clientes a través de su plataforma digital.

Todo esto obedece a un concepto innovador y eficaz que cada vez más ha tomado fuerza y relevancia en los últimos años, se trata del “Proptech”, un movimiento que reformula la concepción de los procesos inmobiliarios.

Proptech es una tendencia que comenzó a popularizarse en el año 2014. Encuentra su origen en Reino Unido, por lo que su nombre es un acrónimo inglés compuesto por las palabras “property” y “technology”, lo que podría traducirse como “Tecnología de las Propiedades” y que busca la aplicación de la tecnología al mundo de las propiedades (sector inmobiliario). Su objetivo es mejorar el desempeño del mercado inmobiliario tradicional, al agregarle valor mediante la combinación de éste con las nuevas tecnologías.

Big Data

De entre todas las nuevas tecnologías dentro del movimiento Proptech, Big Data es una de las que han irrumpido con más fuerza. Es un término que hace referencia al volumen de datos que llenan los negocios cada día. Big Data no se concentra en la cantidad de datos que ingresen, sino en aquello que las organizaciones y empresas logran con esos datos.

A partir de esto, el Big Data se centra en el análisis de los datos con el objetivo de optimizar los procesos de las empresas. Las conexiones creadas entre estos datos, al ser analizados, conducen a la puesta en práctica de mejores decisiones y movimientos más estratégicos.

A través de esta tecnología es posible recopilar datos acerca de la actividad y características de los usuarios en espacios y tiempos determinados, y sobre todo, la forma en que estos datos contribuyen con la satisfacción de necesidades en el ámbito inmobiliario.

Muchas empresas interdisciplinarias hacen alianzas entre ellas y otras fuentes externas para extraer la mayor cantidad de datos útiles, con los que poder crear patrones concretos para mejorar su servicio hacia los clientes. Existen aplicaciones que permiten, a través del uso del Big Data, realizar consultorías y asesoramiento para la planificación de inversiones, todo en base a las tendencias establecidas a través de la recopilación de datos, aparte de la consideración de mercados o espacios que anteriormente no resultaban interesantes para las empresas.

Realidad virtual

La realidad virtual es una de las tecnologías que más ha revolucionado la concepción del sector inmobiliario, en concreto en el área de gestión de proyectos y construcción, así como en los procesos de compra-venta de inmuebles.

Esta tecnología se ha convertido en un elemento fundamental para mejorar la percepción del usuario, ya que brinda una experiencia más realista pero cómoda, de los bienes. Permite visualizar en detalle un inmueble ya construido, o hacerse una imagen realista del mismo, a través de imágenes y planos en 2D. También la tecnología en 3D facilita al usuario pasearse por un futuro inmueble y observar los detalles con los que contará.

Así, se facilitan en gran manera las tomas de decisión por parte del usuario, y brinda credibilidad a la empresa al ofrecer una visión realista y sincera de los inmuebles. Asimismo, se reducen los riesgos financieros y la creación de falsas expectativas, con lo que se genera una experiencia de negocio mucho más eficaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies