El cepillo de dientes ideal

Cepillarse los dientes todos los días y al menos dos veces al día es esencial para la salud bucal. Y realizarlo con el cepillo de dientes adecuado también es importante. Por ello queremos darte algunos consejos para elegir el cepillo de dientes ideal. Pero si tienes dudas ir al dentista es lo mejor. Puedes conseguir la mejor clínica dental en Villarrubio, con los mejores especialistas para realizar una consulta.

¿Cómo escoger el cepillo ideal?

Para decidir cuál cepillo es el más adecuado para ti puedes consultar con tu dentista. Lo primero es saber si lo usarás manual o eléctrico. El cabezal del cepillo tiene que ser de un tamaño que se ajuste a tu boca y pueda llegar al fondo, para una limpieza correcta.

Las cerdas o filamentos también son importantes, deben ser redondeados y suaves. Es importante que cambies tu cepillo por lo menos cada 3 meses. El mango también debe ser considerado al momento de elegir, este debe ser confortable y duradero.

Cuidados del cepillo dental

Elegir el cepillo detal es el primer paso, luego debes cuidarlo de manera apropiada para mantenerlo limpio y realizar su función de forma eficaz. Para lograrlo sigue los siguientes consejos:

  • No compartas el cepillo dental, este es un objeto de uso personal, pues se pueden transmitir virus y bacterias al intercambiarlos; así que no es adecuado ni higiénico compartirlo.
  • Después de cada cepillado asegúrate de limpiar el cepillo con agua suficiente para eliminar todo resto de pasta dental y cualquier otra suciedad que pudiera haber quedado tras el cepillado.
  • Guardar el cepillo de forma vertical y al aire libre, de esta forma se pueden secar las cerdas y filamentos. Puedes utilizar un recipiente para guardarlo, y si vas a guardar varios cepillos asegúrate de que estén separados, para evitar la transmisión de gérmenes.
  • Guardar el cepillo en recipientes cerrados puede fomentar la proliferación de gérmenes, por eso no son recomendables. Estos microorganismos, al entrar en contacto con la boca, pueden causar infecciones.

Los criterios para elegir el cepillo pueden variar. Tanto los eléctricos como los manuales nos ofrecen las mismas ventajas. Sin embargo, para personas con dificultades para cepillarse, por problemas de artritis, por ejemplo, son más adecuados los eléctricos.

En el caso de los niños también se deben tomar en cuenta otros factores. La suavidad y el tamaño deben ser adecuados para fomentar el cepillado en los más pequeños, por eso es importante siempre consultar con el dentista, es la mejor opción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.