El mobiliario necesario para equipar una oficina

Las oficinas se han convertido en el espacio de trabajo más frecuente en nuestros tiempos. Se trata de sitios donde las personas cumplen diversas funciones, siempre relacionadas con documentos y faenas en ordenadores. Una de las características de estos sitios es la notable importancia del mobiliario. La gente trabaja sentada, requiriendo sillas y mesas. A su vez, es necesario contar con muebles de almacenaje. 

Siempre se recomienda invertir en un buen mobiliario de oficina. Es la manera de obtener un ambiente productivo, donde las personas se sienten cómodas y dispuestas a trabajar. Por otra parte, los muebles de oficina están orientados al concepto de productividad. Se diseñan bajo criterios ergonómicos, pensando en que los usuarios puedan estar en una postura cómoda, ejecutando las faenas cotidianas en su espacio de trabajo. 

Los principales muebles requeridos en toda oficina

El mobiliario de oficina es variado. Justamente, una de sus peculiaridades es que se requieren diversas categorías de muebles para cumplir todas las actividades de estos sitios. Incluso, dentro de un mismo tipo de mobiliario (por ejemplo las sillas) existen diversos modelos de utilidades de las mismas.  

A continuación, se muestra un breve resumen del equipamiento que debería tener este tipo de espacio para trabajo. Hay que considerar que se trata de ambientes dinámicos, con jerarquías muy bien marcadas, que además suelen tener visitantes en el caso de oficinas con atención al público.

  • Mesas: son la superficie de trabajo por excelencia en una oficina. No obstante, son de varios tipos. Se encuentran las de tipo operativo, para el personal general. También, están los escritorios que son más personalizados. Otra categoría son las grandes mesas de reunión. 
  • Sillas: se necesitan sillas cómodas para el personal fijo. Son diferentes a las sillas de visitantes, que son más pequeñas y no requieren de ruedas. 
  • Mamparas: se trata de elementos divisorios. En nuestra época predomina el diseño de oficinas abiertas. Las divisiones entre cubículos se realizan por medio de mobiliario. Sin embargo, para algunas zonas de más privacidad lo mejor es contar con mamparas de separación. 
  • Mostradores y recepción: son muebles que tienen una superficie más alta que la mesa convencional. Una recepción es un mobiliario clásico de oficina. Prácticamente, es lo primero que se observa llegar. Es donde se pide información y se tiene la primera impresión del sitio al cual se llega. Por este motivo, una recepción suele ser un mueble bastante elegante.
  • Armarios de oficina: en estos ambientes es necesario muebles para almacenaje. Bien sea para carpetas, papeles o documentos en general. Por este motivo, siempre se recomienda equipar estas zonas de trabajo con los mejores armarios para organizar, guardar y localizar lo que se necesita. 

Lo ideal es corroborar el catálogo y servicios de una empresa de suministros de mobiliario de oficina en Málaga. Es decir, no comprar estos muebles de manera aislada. Es preferible contar con un único proveedor, el cual entrega una gama de mobiliario uniforme según los requerimientos del cliente. Una oficina con muebles de diversos fabricantes, con colores distintos, con materiales heterogéneos y diseños variopintos; termina siendo un ambiente poco estético y desórdenes. 

Igualmente, estas empresas especializadas en mobiliario para oficinas también expenden los complementos. Nos referimos a cuestiones como: papeleras, biombos, percheros y todo lo necesario para organizar un escritorio. Cuando estas piezas hacen juego con el mobiliario, se logra armonizar la imagen del sitio de trabajo.

Importante: se necesita un proyecto de mobiliario

No se compran los muebles de una oficina sin antes hacer un proyecto. Hay que hacer una correcta distribución en planta, a la vez que considerar las medidas de cada ambiente. A su vez, muchos muebles de oficina funcionan bajo criterio de sistemas modulares. Esto quiere decir que se arman en sitio. Esto tiene la ventaja de que se adaptan a las medidas del ambiente en que se localizan.

Gracias al proyecto de oficinas, se logran ventajas como: calcular la cantidad de piezas de mobiliario, ajustar sus tamaños, hacer con antelación la correcta distribución de los muebles, así como calcular un presupuesto. Estos proyectos de muebles son realizados por empresas que se dedican a equipar espacios de oficina. ¡Por eso hay que contratar a estas compañías!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.